english español deutsch français Pycckuй Netherlands Svenska Norsk facebook Google Plus twitter Pinterest Youtube Contact Hansa Realty

Los secretos de un adicto a la aventura y a los viajes extremos. El español Alvaro de Marichalar sigue la ruta de los conquistadores.

by Maria Elena Paganini para Huffington Post USA

Que inspira a este aristócrata y hábil empresario a cruzar el Atlántico? Saliendo de Roma y llegando a New York en su pequeño jet sky en interminables horas de soledad y durante 64 días horas de navegacion. Pasaba 14 horas de pie mientras era golpeado por la bravura de las olas una y otra vez. Un reto casi imposible que ha sido intentado por muchos deportistas. Una experiencia extrema en una embarcación de 2,5 metros de eslora y gracias a la cual logró ondear su preciada bandera española frente a la estatua de la libertad.

“Me anima  el poder transmitir principios y valores como el espíritu de lucha y sacrificio. El significado de resistir ante la adversidad y vivir la vida navegando en libertad y con honor.”

Pero que seria de la humanidad si no hubiéramos tenido a personas con espíritu de aventura y de conquista, con ganas de alcanzar estos increíbles logros como lo han hecho grandes colonizadores.
Alvaro de Marichalar y Saenz de Tejada primero fue navegante aéreo, piloto de aviación pero un accidente trunco su carrera como piloto de combate, actualmente este navegante marino nos habla de su pasión por el mar que lo ha hecho realizar nada menos que 39 expediciones alrededor del mundo.

Lo conozco en una galería de arte del Upper east side en New York e inmediatamente me presento y le comento que me gustaría hacerle una entrevista. Recuerdo que me impresiono su altura, su fuerte constitución y su educación.

Su ancestro fue el explorador y conquistador español, Tristán de Luna y Arellano quien fundò the First City in the USA: Pensacola, Florida  in 1559.
Descendiente de San Francisco Xavier; de Don Diego Lópe de Haro (Señor de Vizcaya y Fundador de Bilbao). Y de los Reyes de Navarra.

De casta le viene al galgo como diría el refranero español!

 

Expediciones como Hong Kong-Tokio, Formentera-Odessa o la asombrosa hazaña Roma-New York en el 2002 conmemorando el V centenario del ultimo viaje de Colon a America.

-Como te preparas física y mentalmente para estas expediciones tan complejas?

Intento mantenerme en forma todo el año a base de beber mucha agua cada día; comer muy sano; no fumar; no beber y andar todos los días como mínimo una hora y media.
Cuatro semanas antes de cada Expedición hago un programa de entrenamiento muy duro y riguroso que me ayuda a soportar las singladuras de 14 horas seguidas de navegación el 100% del tiempo en pie que afronto en cada Expedición.
En todo caso lo más importante es la preparación moral: si la motivación es grande, el cuerpo aguanta y resiste lo que haga falta…


-Cual es el mar mas difícil de recorrer en solitario según tu experiencia?

En todas las latitudes hay sorpresas y problemas particulares.
Quizás el Mar Negro sea el lugar más peligroso en el que he navegado.
También el estrecho de Formosa (entre China y Taiwán) y el canal de la Mancha que separa Francia de Inglaterra son puntos muy duros y muy complicados el golfo de León; el sur de Italia; las islas griegas cuando sopla el Marteme; el Canal de Sicilia; el mar interior de Japón con sus increíbles corrientes; el estrecho de Gibraltar y tantos otros lugares donde la Mar te exige al máximo.

-Alguna vez te sentiste cerca de la muerte?

En varias ocasiones; no sólo en la mar, en tierra también.
La vida es un regalo de Dios y eso es algo que hay que saber y sentir para poder actuar en consecuencia.
Debemos ser conscientes que todos somos indefensos y pequeños náufragos en la travesía de la vida.
Por ello cada día tenemos que dar gracias a Dios de darnos un día para sentir el poder y la fuerza única de su Creación


-Hay una parte practica y desconocida para tus seguidores, por ejemplo como duermes, necesitas alguna comida especial, quien graba en cámara tus aventuras o que pasa si te enfermas?

Normalmente viajo sin ningún tipo de asistencia por mar o por tierra. De las 39 expediciones que he realizado en mi vida hasta ahora, solo en tres ocasiones he tenido el apoyo de un barco. En las 36 ocasiones restantes he navegado en riguroso y absoluto solitario.
Navego con cuatro bidones suplementarios de combustible adosados fuertemente a los laterales de mi pequeña embarcación.
Así consigo una autonomía de 150 millas náuticas (unos 280 km)
Es la máxima distancia que puedo recorrer entre reportajes y es la derrota que debo cuando preparo mis expediciones.
En cada parada para repostar combustible busco agua y alimentos. También me ocupo de reparar mi embarcación.
Muchas veces aprovecho para dormir en Puerto aunque estoy acostumbrado a dormir a la deriva en altamar sobre mi pequeña nave cuando es necesario.
Grabo con mis pequeñas cámaras de vídeo que llevo siempre a bordo.
Cuando enfermo me aguanto (no me queda otra…) y trato de curarme en puertos lo mejor que puedo. El mayor problema es las infecciones que entran en las numerosas heridas y cortes que me hago mientras navego y que cuesta que cicatricen al estar la piel constantemente húmeda. El agua de los puertos suele estar muy contaminada y eso infecta rápidamente las heridas sobre todo en los pies ya que están en permanente contacto con el agua…


-Cuéntame acerca de tu próxima gran aventura que serà en 2019 y que conmemorará el 5to centenario de la expedición de Magallen/Elcano.

Quiero dar la vuelta al mundo siguiendo la histórica Estela de los primeros que lograron dar la vuelta al planeta: esos héroes que formaban la expedición española comandada por el portugués Magallanes y que desde Filipinas concluyó Juan Sebastián de Elcano, zarparon en 1519. Por eso quiero salir cinco siglos después desde el mismo lugar (Sevilla) y el mismo día que ellos en 1519 (20 de septiembre)
Mi objetivo será intentar dar toda la vuelta al mundo y llegar de vuelta a Sevilla cuando Dios quiera.

-Finalmente que te ha impulsado a navegar y Cual es el mensaje que Alvaro de Marichalar quiere dejarle a el mundo con estas exploraciones tan extremas?

Me impulsa el amor a la mar.
Me ayuda el hecho de poder sentir la creación de Dios de una manera directa y absoluta. Única.
Me motiva compartir mi experiencia con otras personas a través de mis documentales libros y conferencias.
Llevar lejos la bandera de mi Patria, España me anima desde 1982.
Honrar a nuestros compatriotas que arriesgaron sus vidas en la mar para lograr llevar España y nuestra Civilización Cristiana más allá de la línea del horizonte azul también me emociona y da fuerza.
Conseguir batir y establecer records del mundo para el deporte español.
Hablar sobre el debido respeto a la mar; denunciar los vertidos tóxicos, la pesca ilegal: La mar usada como un gran basurero…
Convencer sobre los beneficios morales y físicos que comportan los hábitos de vida sana. La ventaja que regala el saber respetarse uno mismo.
Todo eso me anima igual que el poder transmitir principios y valores como el espíritu de lucha y sacrificio. El significado de resistir ante la adversidad y vivir la vida navegando en libertad y con honor.

 
 

Published in Blog de Maria Elena Paganini |