english español deutsch français Pycckuй Netherlands Svenska Norsk facebook Google Plus twitter Pinterest Youtube Contact Hansa Realty

La herencia arquitectónica de Marbella

Piense en Marbella y lo que verá es un litoral de arena flanqueado por palmeras y rodeado por una planicie costera verde, subtropical, donde lujosos complejos de apartamentos y villas bordean los contornos ondulantes de preciosos campos de golf. Es un mundo de verdes y azules donde las majestuosas cordilleras conforman un telón de fondo que hace posible el microclima benévolo de la Costa del Sol.

Hansa Realty Marbella

La escena hace que aparezcan imágenes de complejos de lujo, clubes de playa de moda, avenidas de palmeras y magníficos yates resplandecientes en el puerto deportivo de Puerto Banús. Pero Marbella también tiene otra cara que a veces se pasa por alto: el hecho de que resulta muy interesante desde el punto de vista arquitectónico. Naturalmente esto incluye los estilos morisco, renacentista, barroco y andaluz tradicional de su histórico casco antiguo, así como la arquitectura rural de pueblos circundantes y propiedades de campo, pero Marbella es sobre todo un magnífico ejemplo de la evolución de un antiguo pueblo pesquero en un destino glamuroso ahora convertido en ciudad cosmopolita.

Belleza y variedad arquitectónicas

Resulta de interés la evolución de estilos de los complejos residenciales, los cuales reflejan en sí mismos el desarrollo de esta región desde su “descubrimiento” como destino junto al mar allá por los años 50. Estos incluyen ejemplos tempranos de villas mediterráneas costeras, encontrándose algunas de las mejores en zonas como  Nagüeles, la incorporación de influencias internacionales modernistas, como se aprecia en villas bien conservadas de la parte alta de la Milla de Oro, y finalmente la creación de urbanizaciones como La Virginia y La Heredia, que suponen una reinterpretación idealizada del típico pueblo andaluz.

Para cuando estas últimas estaban construidas a finales de los 70, el glamuroso puerto deportivo Puerto Banús – inspirado en estilos mediterráneos a su vez-  ya tenía casi una década de antigüedad. En este periodo también se había presenciado el influjo de los jeques árabes, quienes con extravagantes personalidades como Adnan Kashoggi, trajeron consigo una cierta influencia árabe que reavivaría el interés por la arquitectura hispanoárabe. Esto es todavía visible en urbanizaciones como Alhambra del Mar, en la parte urbana de la Milla de Oro, donde las formas sensuales de los muros en un blanco resplandeciente contrastan con el azul intenso del mar y del cielo.

A finales de los 90 se vivió una nueva fase de crecimiento y, con ella, llegó una mayor evolución del estilo que resultó en métodos de construcción más avanzados acompañados por un giro del yeso blanco a tonos terracota y arenosos. Entre los muchos arquitectos destacados sudamericanos como Marcos Sainz, Ángel Taborda, Miguel Tobal y Juan Salvador Schvartzberg, que se hicieron de una reputación en Marbella, había un tal Melvin Villaroël. Éste creó un estilo icónico y muy usado cuando introdujo las tonalidades terracota del sur de Marruecos en la arquitectura hispanoárabe que por entonces prevalecía.

Hoy estamos asistiendo a una vuelta de los tonos nítidos blancos junto a la arquitectura vanguardista que evoca los primeros diseños modernistas de los años 60.  Ello, sumado a nuevas técnicas y materiales de construcción, las últimas tecnologías  y el uso de ventanales panorámicos, ha hecho que el estilo haya inyectado un interés renovado por la arquitectura de altos vuelos en Marbella. No resulta sorprendente que la zona albergue ahora un número creciente de viviendas de un estilo contemporáneo maravilloso que cautivan tanto a una nueva generación de arquitectos como a personas hogareñas, marcando la última fase de una larga senda de evolución estilística que ha conformado la Marbella actual.

 
 

Published in Around Marbella, Marbella Property |